Este blog se nutre de tus comentarios, no te olvides de dejar tus impresiones cuando lo visites. ¡Muchas gracias!


jueves, 12 de marzo de 2015

Alforzas "a mi manera".

    ¡Hola a todos!

    Como ya dije en una anterior ocasión, coso si saber coser, o sea, que trabajo como Dios me dio a entender. Muchas veces pienso que mi abuela va venir en cualquier momento desde el más allá a darme un coscorrón de los suyos por las muchas "tramposerías" que hago cosiendo. Pero claro, cuando se cose por intuición, o te buscas la vida a tu manera o te echas a llorar por los rincones. A petición de Áyden Norwich os traigo este tutorial de como hago las alforzas, que no es lo más ortodoxo, pero sí muy efectivo y rápido.

    Comenzamos por marcar en el revés de la tela una primera linea a 1'5 cms. del borde a todo el largo. Esta línea será el dobladillo de la labor. A continuación una segunda línea a 5 cms. de la primera. Esta será el primer pliegue de alforza. Luego una tercera línea a 6 cms., que será el segundo pliegue de alforza. Así vamos trazando líneas a 6 cms. unas de otras tantas como alforzas vayamos a realizar.

    A continuación con la máquina de coser sin hilo ni canilla, hacemos un pespunte sobre cada línea.

    Esto será una especie de punto flojo que nos marcará las líneas de pliegue por el derecho de la labor sin que se vea el trazo de lápiz ni hacer un hilván.

Planchamos el dobladillo de la labor por el revés.

A continuación planchamos por el derecho el primer pliegue de alforza.

Doblamos hasta llegar con este primer pliegue a la línea de dobladillo y planchamos.

Repetimos este paso con el resto de alforzas.

Y ya tenemos listo todo el tortero de alforzas para el pecherín de la camisa.
Espero que os haya sido de ayuda este tutorial.

¡Un cordial saludo!

11 comentarios:

  1. Pues yo coso aun peor que tú así que, ¡ni te quejes! ;) Este tutorial me va a venir de perlas para cuando me decidida a probar con las alforzas algún día.

    Te mando un gran beso con mucho cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te juro que si mi abuela me viera me daba uno de esos coscorrones que ella daba con el puño cerrado y el nudillo del dedo corazón saliendo hacia fuera. Aunque luego pienso que lo que importa es el resultado. Bien está lo que bien acaba, ¿no?

      ¡Un besote enorme, Carmen!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. No está mal del todo. Al menos es rápido y efectivo. ¿Qué más se puede pedir?

      ¡Un besote, Lourdes!

      Eliminar
  3. puuufffff Pedro, no habia visto nunca el truco de coser sin hilo ni canilla para dejar las marcas,sin lapiz ,sin hilban,siempre aprendiendo algo nuevo de ti,con tu generosidad de compartir,gracias,Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a ti por visitar mi blog. Me alegra que mis trucos puedan servirte de ayuda.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  4. Tu abuela estaría orgullosa... y lo sabes. ;)

    Nos unimos al agradecimiento general por tu generosidad al compartir estos pasos de costura. Son prácticos, útiles y muy sencillos. Un gran truco el de coser sin hilo para marcar sin que se note.

    Un abrazo, Pedrete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé yo, no sé yo, mi abuela era muy exigente.

      ¡Un besote!

      Eliminar
  5. ¡Pues yo también estoy segura de que tu abuela se sentiría orgullosa no, lo siguiente! Gracias por la idea de coser sin hilo y sin canilla, es una bueniiiisima idea!!
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Traposillo que es uno. Supongo que son las prisas con las que estoy trabajando las que me hacen inventarme este tipo de "trampas" para aligerar el trabajo. La cuestión es que funcionan.

      ¡Un besote, Carmen!

      Eliminar