Este blog se nutre de tus comentarios, no te olvides de dejar tus impresiones cuando lo visites. ¡Muchas gracias!


domingo, 26 de abril de 2015

Camisa con alforzas.

    ¡Hola a todos!

    Ya estoy de vuelta nuevamente. Cuando le puse nombre al blog no pude hacerlo mejor, ya que soy eso, un aprendiz de sastre. El quid de la cuestión es que esto de aprender un oficio sin contar con ayuda alguna es harto complicado. Así que termino equivocándome más que una bizca haciendo punto. Aquí os presento esta camisa, a simple vista no está muy mal del todo. Paralela a ésta, hice otra para el conjunto de noche, esa sí que quedó realmente mal. 


    Así, tirada sobre la cama se ve regularcilla, puesta queda mejor. Pero es que sigo sin conseguir buenas fotos de mi mismo. Los patrones los saqué yo mismo sirviéndome de una camisa de las que uso habitualmente y modificándola para adaptarla al diseño de esta época. Está realizada el algodón blanco con botonadura imitando perlas.


    Estas son las alforzas que os enseñé en un post anterior. El método el bueno, pero me pasé de listo y no las cosí por la parte trasera, así que al ponerme la camisa se terminaban abriendo como un acordeón. Como el pecherín ya estaba cosido a la camisa, prender las alforzas era bastante complicado, así que le metí una entretela fina termo-fusible y conseguí fijarlas. Un método poco ortodoxo pero que al menos consiguió salvar la situación.


    Esta pequeña solapa sirve para prenderla al botón superior del pantalón para así conseguir una mayor tirantez del pecherín y evitar arrugas. Es un detalle que suelen llevar las camisas de esta época.


    La tirilla del cuello es bien alta, a la moda del momento. En la foto no se aprecia mucho, pero le dejé demasiado margen a las costuras y al natural se ven un poco toscas. Con los puños me pasó lo mismo. Creo que terminaré descosiéndolo y recortando esos márgenes para conseguir un acabado más pulido.


    Y aquí tenéis el puño. Sí, el ojal está puesto al contrario. No sé como me las arreglé, pero terminé abrochando los puños del revés... También podéis observar los amplios márgenes de costura de los que os he hablado. Ya medio se me ha pasado el berrinche, pero terminé bastante agobiado. Así que cuando tenga un hueco rectificaré los errores que he cometido y trataré de meterla en vereda.

    ¡Un saludo!

8 comentarios:

  1. me encantan tus reflexiones... ¡el resultado también! Pero el recorrido es divertido, y se aprende mucho, ¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mogollón, se aprende mogollón. Pero reconozco que me fastidia que el resultado final no se del todo el deseado.

      ¡Un saludo y gracias por tu visita!

      Eliminar
  2. Me parece una camisa preciosa, y esos fallos que tu mencionas supongo que los ves,seguro que la dejaras fantastica

    besitos

    Mari

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en cuanto tenga un hueco le haré las rectificaciones necesarias.

      ¡Un beso y gracias por la visita!

      Eliminar
  3. Creo que eres demasiado duro contigo. Posiblemente en directo se ven esos pequeños errores....pero en las fotos yo no los aprecio...así que enhorabuena M

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, reconozco que soy muy exigente, pero los errores están ahí. Claro que también reconozco que nadie nace sabiendo y que solo se equivoca el que hace las cosas.

      ¡Un besote y gracias por la visita!

      Eliminar
  4. Que hermosa!!! tengo que hacerme una así... asique todos tus comentarios, notas e incluso errores me han servido de inspiración! Te ha quedado estupenda... ya falta muy poco para que completes tu atuendo, asique a buscar fotógrafo que le haga justicia a esas prendas y a vuestro porte!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, con esta camisa a pesar de los múltiples errores he quedado contento. Con la otra no tanto. Cuando suba las fotos de la misma ya lo verás.

      ¡Un abrazo enorme y gracias por la visita!

      Eliminar