Este blog se nutre de tus comentarios, no te olvides de dejar tus impresiones cuando lo visites. ¡Muchas gracias!


martes, 12 de mayo de 2015

Llamar a las cosas por su nombre.

    ¡Hola a todos!

    Una de las diferencias más importantes que encontramos entre la ropa actual y la antigua es la terminología que se usa para designarla. Son muchas las ocasiones en las que utilizamos términos modernos para llamar a las prendas pretéritas. Para muchas de estas dudas que me surgen a la hora de llamar a las distintas partes del vestuario del siglo XVI, me sirvo de la infinita paciencia y el mucho saber de Consuelo Sanz de Bremond, la cual no se cansa de ilustrarme una y otra vez ante mi torpeza y desconocimiento. Aquí os dejo un par de dibujos en los que he etiquetado a las distintas prendas que formarían el vestuario de un caballero español de finales del siglo XVI. ¡Un millón de gracias Consuelo!



    A estas prendas exteriores habría que añadir las interiores, formadas por los calzones, la camisa y el jubón.

    ¡Un saludo!

6 comentarios:

  1. Si poco a poco vamos dando la lata quizá, algún día, se acabe llamando a las prendas por su nombre original.
    Gracias por la mención, Pedrete :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pienso poner todo de mi parte por darle a todo su correcta nomenclatura. Palabrita de niño bueno, profe. La verdad es que es un placer ir descubriendo todos los detalles que encierra el estudio del vestuario antiguo. No sabes cuanto disfruto aprendiendo.

      ¡Un besazo enorme y un millón de gracias, Consuelo!

      Eliminar
  2. pues si que tienes razon , si que tienen nombres bien distintos , siempre es bueno aprender cosas , muchas gracias por ilustrarnos

    besitos

    Mari

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo por lo menos disfruto horrores aprendiendo cosas nuevas. Todavía me queda muchísimo por aprender de esta época, suerte que cuento con profesionales que me ayudan.

      ¡Un besote!

      Eliminar
  3. Y además añadimos la cantidad de términos que usamos y leemos en inglés, el jaleo es considerable.
    No hay nada como un esquema gráfico para fijar conceptos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tratándose de una moda de origen español, me parece un tanto cursi llamar a esas prendas por su nombre en inglés. Aquí lo haremos en castellano, ya que muchas de esas prendas nacieron en aquel imperio en el que nunca se ponía el sol.

      ¡Un abrazo enorme y gracias por la visita!

      Eliminar